Lic Jimena Jamardo (UBA)

Magíster Internacional en Nutrición y Dietética (Universidad Miguel de Cervantes, Valladolid, España)
Especialista en Nutrigenómica y Alimentos Funcionales
Especialista en Nutrición Clínica

ALIMENTACION SOSTENIBLE

En el último Congreso Internacional de Nutrición y Dietética, donde me convocaron para la presentación de un trabajo de mi autoría, que tuvo lugar en Granada-España en Septiembre del año 2016, se abordó nuevos retos para el Dietista-Nutricionista, como es el cuidado del “Planeta Tierra” a través del ejercicio de nuestra profesión.

El cuidado de nuestro planeta tierra se puede hacer con una alimentación sostenible.

La alimentación sostenible no es solo respetuosa con el medio ambiente, sino que también permite ser solidaria con los agricultores, ganaderos, pescadores y productores de alimentos de nuestro entorno geográfico más cercano.
En muchos países, actualmente la crisis económica ha golpeado la economía de
las familias, muchas de ellas priorizan el precio sin tener en cuenta la salud y el
medio ambiente.

En este encuentro, se hizo hincapié a la importancia de una alimentación
vegetariana no solo para para mejorar la salud, sino también para un mundo
sustentable.

Cada vez es mayor el número de adeptos a la alimentación vegetariana y se
acompaña con un aumento en el número de consultas de pacientes que siguen
esta forma de alimentación, el propio paciente se acerca en busca de orientación
sobre los posibles riesgos nutricionales, que implica dejar de consumir uno o más
grupos de alimentos considerados primordiales por su riqueza en nutrientes.

Hacia aproximadamente el año 1950 la alimentación vegetariana era considerada.

una forma de alimentación riesgosa para la salud, en la actualidad ha sido
respaldada por trabajos científicos y ha recibido el aval de la Asociación americana de dietistas (Craig WJ y Mangels AR 2009)

“Las dietas Vegetarianas adecuadamente planificadas, son saludables,
nutricionalmente adecuadas y proporcionan beneficios para la salud en la
prevención y el tratamiento de determinadas enfermedades”

Diferentes formas de alimentación vegetariana:

Vegetarianos estrictos o Veganos: consumen sólo alimentos de origen vegetal. No consumen ningún alimento de origen animal.
Ovovegetarianos: consumen huevo además de los alimentos de origen vegetal. No consumen lácteos ni ningún tipo de carne.
Lactovegetarianos: consumen leche y derivados lácteos además de los alimentos de origen vegetal. No consumen huevo ni ningún tipo de carne.
Ovolactovegetarianos: consumen tanto huevo como leche y derivados lácteos además de los alimentos de origen vegetal. No consumen ningún tipo de carne.

Otras formas de alimentación menos estrictas son:

Semivegetarianos: consumen, además de huevo, lácteos y alimentos de origen vegetal, algún tipo de carne, usualmente pollo y/o pescado, pero no carnes rojas.
Flexivegetarianos: basan su alimentación en alguna forma de alimentación vegetariana, si bien incluyen ocasionalmente cantidades reducidas de carnes tanto rojas como blancas (Whitney EN y Rolfes SR, 2011). No hay un margen claro sobre la cantidad de carne consumida para ser considerado flexivegetariano, pero sí debe estar presente el objetivo de minimizar el consumo de carnes, basados principalmente en el creciente aval científico sobre los beneficios de la alimentación vegetariana.

Existen además formas más estrictas de alimentación Vegana

Crudívoros o Alimentación Viva, los seguidores de esta forma de alimentación dan mucha importancia a la máxima conservación de los nutrientes, ya que consideran que casi todos los alimentos pueden consumirse crudos y que nutrientes tan importantes como la vitamina C, la tiamina y el ácido fólico son termolábiles.
Frutarianos: consumen exclusivamente los frutos de una planta. Esto no significa que consuman sólo frutas, sino que basan su alimentación en alimentos que no destruyen a la planta misma para ser obtenidos.
Por ejemplo, incluyen frutas frescas y secas, semillas y sus aceites, y algunas verduras como tomate y pepino, No incluyen lechuga o zanahoria.
Algunos frutarianos también incluyen granos y legumbres.

La alimentación vegetariana ofrece una serie de ventajas, entre las cuales se encuentran:
Menor aporte de grasas saturadas y colesterol
Mayor aporte de carbohidratos complejos (almidón) y fibra
Mayor aporte de ácidos grasos omega 6
Mayor aporte de antioxidantes y fitoquímicos
Menor densidad calórica.

«La Alimentación Viva pregona el consumo de alimentos crudos o deshidratados, utilizando temperaturas no mayores a 42 grados, con el objetivo de minimizar las pérdidas de nutrientes y de enzimas digestivas propias de cada alimento”

Pero existen, además, algunas posibles desventajas, en general asociadas a este bajo o nulo consumo de alimentos de origen animal.

Entre las desventajas que presenta esta forma de alimentación, podemos mencionar:

Predominio de proteínas de bajo valor biológico
Predominio de proteínas de baja disponibilidad
Bajo aporte de ácidos grasos omega 3
Bajo o nulo aporte de vitaminas D y B12
Bajo aporte y biodisponibilidad de calcio, hierro, fósforo, zinc, yodo
Bajo aporte de riboflavina.

La alimentación vegetariana ofrece una serie de ventajas, entre las cuales se encuentran:
Menor aporte de grasas saturadas y colesterol
Mayor aporte de carbohidratos complejos (almidón) y fibra
Mayor aporte de ácidos grasos omega 6
Mayor aporte de antioxidantes y fitoquímicos
Menor densidad calórica.

"Los Nutricionistas tenemos un papel importante, asesorar sobre cómo ser sano, económico, pero también sostenible"

Turnos  0221155481222
Calle 8 Nro 87 – La Plata